Algunos ven la vida a todo color y otros como yo, la vemos algo más oscura y descolorida. Pero de vez en cuando darle esa pizca en nuestro vestuario no viene mal…

¿Pero hasta que punto estamos dispuestos a colorizar?

Hoy lanzo un pequeño debate entorno a la moda de los pantalones de colores. Yo no os voy a mentir, y os cuento que en mi armario no tengo pantalones de colores vivos. Tiendo más hacia vaqueros, o colores menos llamativos.

¿Vosotros sóis atrevidos?

FACEBOOK / TWITTER

(¡Gracias a todos por los comentarios!)