Los “looks de entretiempo” son siempre un descaro de la indecisión. Hace calor, hace frío… ¡Qué hará!

Al igual que vosotros sufrís esos momentos amargos, yo también, y claro, lo mejor es pararse a pensar con  lápiz y papel y marcar los puntos para que esto, jamás de los jamases nos vuelva a ocurrir. Atentos que enumero:

1. Coger nuestro iPhone (o derivados) y abrir la app “Tiempo”, en ella mirar las temperaturas a lo largo del día y el símbolo encima de ellas. Importante para seguir los siguientes pasos.

2. Después de saber si va a llover, si va a hacer sol… seguimos. Podemos pensar en el concepto “cebolla” e ir buscando diferentes opciones para no pasar calor ni morir de frío. La clave: superposición. Un ejemplo sería, camiseta y camisa de cuadros abierta en momento tengo calor, y cerrada tengo algo de frío. Que hace más calor, pasamos a remangar, que hace brisa, bajamos el remangado.

3. Igual que la parte de arriba vamos a abajo. Si no tienes muy claro si va a hacer mucho calor y eres sensible en las piernas la opción es pantalón largo remangado, que empieza a hacer frío, lo bajamos y así de fácil.

4. Pieses: hay que pensar que las botas dan calor y las chancletas todo lo contrario. No es posible llevar calcetines por si hace frío, ni las botas con los pantalones remangados. ¡No! No es opción.

 

Mi look: como ya sabéis yo soy muy fan de las chaquetas vaqueras, hasta el punto de tener una temporada que no me veía bien si no era con una (tengo tres: una clara, una oscura y una gris).

Este look lo llevé para ir a ver el museo Balenciaga, daban lluvias pero hacía calor, como no sabía que tiempo iba a hacer pensé en esta combinación:

Camiseta de manga tres cuartos jaspeada color verde combinada con chinos claros y chaqueta vaquera. Zapatillas Roshe Run #ApprovedSummer de Nike por Foot Locker.

¿Añades tú alguna clave más a un look de entretiempo?