El verano siempre era el momento de llenar el coche y hacer muchas horas de carretera con el mismo objetivo de siempre, 15 días en Asturias. Un lugar que me trae muchos recuerdos ya que han sido mi destino de vacaciones familiares desde que tenía tres años durante más de diez años.

#RecuerdosdeveranobyISDIN me ha retado a compartir con todos vosotros ese momento, recuerdo, que se te quedó en la cabeza. Un recuerdo feliz. Y claro, yo no solamente tengo uno, tengo muchos por cada año. La playa cantábrica, como mi madre me untaba en crema solar, castillos en la arena, despertarse con el ruido de las vacas y correr por los prados verdes con mi abuela de verano (así llamaba yo a la señora que vivía en la casa que alquilábamos). Con esta señora que tanto quería y que planté un pino azul precioso el cuál pude ver no hace muchos años y estaba más grande que yo, le ayudaba a limpiar el prado de plantas no deseables, incluso la acompañaba a casa de sus amigas.

Estos recuerdos me hacen pensar y mucho en la felicidad que tienes cuando eres tan pequeño, cualquier cosa te pone una sonrisa en la cara. Ser feliz es lo más importante de la vida. Gracias ISDIN por recordármelo.