Desde un tren os escribo, ya sabéis que mi vida se sale de lo convencional. Eventos en diferentes partes del mundo, corriendo a todos lados, un trabajo diferente. Siempre he buscado salir de lo normal, no me gusta ser como todo el mundo.

Como habéis visto en mis redes sociales, llevo un tiempo bastante involucrado en cuidarme, comer bien y equilibrado. #healthy se ha convertido en un básico en mi Instagram. Esto me ha llevado a sentirme mejor. Hay varias cosas, muy importantes, como comer cinco veces al día y evitar picas entre horas (por eso nunca faltan provisiones en mi mochila) que me hacen sentir mejor y tengo más energía para afrontar la jornada.

Mi ordenador va siempre conmigo pero claro, siempre en mi mochila llevo algún snack para aguantar hasta la hora de la comida. Hoy por ejemplo llevo dos piezas de fruta, y una barrita Bicentury con proteínas.

Estas barritas han sido uno de mis últimos descubrimientos. Las llevo siempre conmigo y suelo comer una a media mañana, a eso de las 12, y otra a mitad de tarde. Me vienen genial porque son súper prácticas y me llenan de sabor hasta la siguiente comida. Tienen diferentes sabores para ir variando y como tienen una combinación de proteínas con distintas velocidades de digestión, se absorben progresivamente. Esto es muy importante para esos momentos de entre horas y para seguir la rutina de las 5 comidas al día manteniendo nuestra línea. Recordar que es muy importante salir de casa con un buen desayuno, al igual que dormir ocho horas. ¡Veréis cómo os sentiréis mejor!

A los que os gusta cuidar la línea, es una gran opción.