Cuando desconoces una marca o tienes una idea preconcebida la sorpresa es mayor. Y esto me ocurrió con Florentino. Nunca me había parado a observar sus escaparates. Y cuando lo hice, me enamoré.

Acudí a su tienda de Madrid, situada en el barrio de Salamanca y elegí un look. Lo primero que me ocurrió fue que no sabía que elegir, bueno sí, pero no para un outfit, tenía para cinco o séis.

Según me iba probando ropa y eligiendo, iba flipando de como me quedaba la ropa y de sus calidades. Por ejemplo, las botas que véis en la foto están forradas por dentro con piel. ¡Super cómodas!

Me quería llevar todo. ¿Sabéis la sensación que tenéis en una tienda de tocar todo? Eso me pasaba.

El outfit que elegí podría usarse en mil ocasiones diferentes, ya que es arreglado por la blazer, pero combinado con la camisa más casual y los vaqueros, es casual. Las botas le daban el toque final, ¿Blazer y botas? Pues si. Para que veáis que una prenda puede ser versátil.

¿Qué os parece?

florentino-7 florentino-22 florentino-13 florentino florentino-18 florentino-17