Ya lo sabéis que a mi el chocolate me encanta, aunque no puedo comer mucha cantidad porque si no vuelvo a la adolescencia. Pero no pude evitar comérmela enterita yo solo… ¿El qué? La nueva pizza de chocolate de Dr. Oetker.

Habéis oido bien… ¡Qué rica! Sabéis ese momento que sin pensar en el sabor de una comida os la metéis a la boca y… ¡Madre mía! De repente la boca se os llena de una sensación maravillosa. Eso me paso con esta pizza. La miras y tiene una pinta deliciosa… ¡pero en la boca más!

Tiene diferentes chocolates que fundidos 8 minutos en el horno con su base esponjosa forman una receta envidiable. Además parece que te ha quedado genial, o eso me dijeron mis amigos cuando compartí con ellos por mensajes lo que me estaba comiendo. Necesitaba dar envidias.

Respuestas cómo… ¡Qué bien te ha quedado! ¡Que buena pinta tiene, guarda!

Y es que tiene truco, abres la caja, le quitas el plástico que la cubre y… ¡ya está! Al horno, no hay que hacer nada más.

¿Os animáis y hacemos una?